Segunda Oportunidad

          La llamada Ley de Segunda Oportunidad permite la posibilidad de obtener el beneficio de exoneración de sus deudas a todas las personas físicas (sean empresarios o no) que se encuentren en situación de insolvencia. Se aplica a todo tipo de personas físicas (empresarios, autónomos o unidades familiares) y facilita que el deudor pueda liberarse de determinadas deudas que no puede satisfacer. Esta Ley permite, por tanto, que un particular o un autónomo en una situación económica extrema pueda responder con su patrimonio a cambio de verse liberado de la totalidad de su deuda.

Contáctanos